domingo, 9 de abril de 2017

Imágenes primaverales, 2017, de La Puebla de los Infantes




























¿QUÉ CELEBRAMOS? El pueblo llano en un Día de Andalucía

     




  La anécdota: Un cercano Día de Andalucía, en una de mis caminatas mañaneras, paso junto a un grupo de cinco o seis hombres buenos, trabajadores honrados, algunos de ellos peinando ya canas; intuyo que de distintas sensibilidades políticas, aunque a todos les une la capacidad del aguante andaluz, en un pueblo profundo, de nuestra Andalucía profunda. Nada más me acerco a saludarlos, uno de ellos me espeta con una pregunta muy directa que introduce un vocativo halagador: “Maestro, ¿qué es lo que celebramos hoy?”.Yo, que voy abstraído, me dejo llevar por mi ingenua inclinación a la didáctica y cuando voy a responderles con un alegato sobre este día tan señalado, en el que se trata de poner de manifiesto nuestros valores…,o sobre Blas Infante..., la sonrisa picarona de mi interlocutor me hace caer en la cuenta de inmediato del doble sentido de su pregunta, como tantos dobles sentidos de nuestra rica habla andaluza; en nuestro caso, lo que quería preguntarme era efectivamente: “¿Qué es lo que hay que celebrar aquí con la que está cayendo?”. A lo que continúan otras aseveraciones por parte de otros miembros del grupo: “¡Qué espectáculos!” “¡ Vamos p´atrás, como el cangrejo!”
“¡Las cosas que hay que ver y escuchar!”.


     Cuando se aplacan un poco los ánimos, en nuestra  espontánea tertulia, me van demostrando lo que saben a pesar del poco tiempo que algunos fueron a la Escuela: “Andalucía, una de las regiones europeas con más paro” “Vamos camino de ser el vagón de cola” “¡ Y pensar que hubo un tiempo en que fuimos la envidia de Europa!”. “Sí, pero por eso vinieron los castellanos a apoderarse de esta tierra y a expulsar a muchos  de aquí que no pensaban como ellos” “¿Por qué será que se habla tan poco de esa época?”. “Y ese pobre hombre, que lo mataron en Sevilla por defender a Andalucía, ¿por qué se habla tan poco de él y de sus ideas?”. “Lo sacan una vez al año, como los pasos de Semana Santa, le dan su homenaje, le tocan el himno y ¡hala, hasta el año que viene!” “¡Con lo que podríamos aprender de él!”. Y así sucesivamente…
     Y es que estos hombres,  ya algunos en los sesenta y pico, después de haberlo soportado todo en la vida, como buenos estoicos o, en nuestro caso, senequistas, ahora, entrando en la vejez,  tienen que escuchar los cantos de sirena que el establishment les envía cada día desde Madrid y Sevilla, precisamente cuando ellos ya han aprendido  “ latín”. Y es que es lógico que protesten, reivindiquen, se rebelen, porque tienen alma y corazón. Posiblemente alguno no haya cogido ni siquiera una pancarta en su vida, pero ahora, por sus hijos con tan poco futuro, tan mal pagados, tan maltratados en los trabajos, el que tengan que coger las maletas como lo tuvieron que hacer muchos de sus abuelos, y otras cosas… posiblemente la enarbolarían.


      Esto que ocurrió en un Día de Andalucía,  igual podía haber ocurrido cualquier Día de la Constitución,  eventos conmemorativos, en que nuestros representantes estatales, autonómicos y estamentales celebran sus triunfos al tiempo que el pueblo llano lamenta sus fracasos. Cuando vuelvo a mi casa, henchida la emoción, me planteo retratar la escena anterior, con más o menos éxito, para dejar constancia de ella en mis recuerdos y de alguna manera como reconocimiento al pueblo llano, al pueblo trabajador de nuestra Andalucía profunda. Y lo hago con unos versos en cuatro décimas o espinelas, estrofa que le dio forma el andaluz y rondeño Vicente Espinel:
                                                         
                  
                   I                                 
   ¡Ay, mi pobre Andalucía!                                              
  Pocos conocen tu historia                                          
  sin duda, definitoria             
   de tu ser y tu valía.                                                  
  Cada año llega tu día.                                                   
  Pregunto,¿qué celebramos?                                       
 -No creo que lo sepamos.                                           
  (Respuesta de más de uno                                          
  que cree ser oportuno 
  al hilo de lo que hablamos).                                                                                                                      
                                                 
                  II                                                                                      
   Será por algo, yo creo…                                           
  -Por  charanga y pandereta,                                       
 ( Dice otro que me espeta)                                             
  al menos es lo que veo.                                              
  Prosigo con mi sondeo:                                                
¿Qué saben de Blas Infante,                                           
 andaluz de buen talante?                                             
-¿Qué quiere Vd. que sepamos?                                   
 nada, no se lo ocultamos.                                             
(Como el que te da un desplante)                                
                                       
                  III
  Llevamos ya muchos años
  con día tan señalado…
 (Digo yo a los de al lado)                        
  - Apaños y más apaños
 por no llamarlos engaños.
( Habla otro hombre cercano
que muy valiente y ufano
dice por añadidura
que lo que falta es cultura                                                        
 como el agua en verano)
                                
                  IV
 ¿ Por qué hace falta cultura?
  ( Me dan la contestación
 y no exenta de emoción,
  pero siempre con cordura)
 - ¿Quiere la verdad pura?
Para no tener desvelo
que no nos tomen el pelo
que no haya pobreza y paro
que no haya desamparo
que Andalucía sea un cielo.

martes, 4 de abril de 2017

Juan Rangel Martínez ha hecho realidad su sueño

     Es muy importante perseguir algún sueño en la vida, proponerse metas posibles que le den sabor e impulso a buena parte de lo que hacemos. Con independencia de otras dificultades que se te pueden presentar, el enemigo principal de la persecución de los sueños suele ser el miedo. De ahí que todo el mundo no tenga la oportunidad de llegar a conseguirlo. En el caso que nos ocupa, el joven Juan Rangel Martínez, de La Puebla de los Infantes, está empezando a ver hecho realidad su sueño.

Juan en el aeródromo de la empresa en la que trabaja en la actualidad

        A Juan  tuve la suerte de conocerlo y tratarlo como alumno en la E.S.O.: muy buena persona, formal, trabajador, buen compañero,...aunque callado y difícil de arrancarle una conversación salvo si al toque de timbre para el recreo, se le preguntaba algo en relación con la aviación o los ultraligeros que era un deporte que ya practicaba con su padre y otros aficionados del pueblo. Y es que Juan, desde pequeño ya tuvo el sueño de volar, o mejor, de pilotar un avión como ya lo hace;  un sueño que le ha ido suponiendo un gran esfuerzo a él y a sus padres, ya que ha conllevando unos estudios, entrar en la escuela de pilotos, en su caso en la de Córdoba, durante 4 años; por tanto, una inversión económica importante, un nivel de idioma, una gran cantidad de horas de vuelos, de las que lleva realizadas ya unas 1500, para llegar a lo que ya es hoy: Piloto Comercial. Y es que en esto de llegar a ser piloto, y esperamos verlo algún día como comandante de aeronave, nadie le va a regalar nada, salvo la ayuda de su familia, todo se lo va a tener que trabajar por si mismo.

Juan con 9 años escuchando las orientaciones de Pedro Jiménez y su padre sobre el ultraligero

Hola, Juan, ¿cuándo nace en ti tu afición por el vuelo?
Cuando yo nací, ya había en mi casa más de un aeromodelo puesto que mi padre, Juan Rangel Gómez, fue en un tiempo aficionado al aeromodelismo, y  yo lógicamente desde muy pequeño lo acompañaba a hacerlos volar. Con el paso del tiempo él tuvo la afición del vuelo en ultraligero y cuando un día me dio un paseo en él siendo todavía pequeño, ya tuve claro que esta actividad “era lo mío”.

Háblanos de tu trayectoria de pequeño con tu padre y sus amigos…
Recuerdo  a lo largo de mi infancia mi ilusión por que llegara el fin de semana para ir con él y sus amigos, también aficionados, Pedro Jiménez Sánchez, Antonio Carmona Anguita sobre todo y otros, y poder dar una vueltecita  con algunos de ellos en el ultraligero. En una  fotografía que te facilito, muy ilustrativa  de aquella época, aparezco entre Pedro y mi padre con ocho o nueve años, recibiendo orientaciones de los dos en torno al ultraligero. Durante mi adolescencia también probé en más de una ocasión el vuelo en parapente y paramotor, actividades típicas de La Puebla, nuestro pueblo.


Juan en plena actividad agroforestal

¿Qué haces en la actualidad?
Quizás por mis orígenes de proceder de zona rural o por haberlos visto desde pequeño sobrevolando los cielos de nuestro pueblo, me ha gustado desde siempre lo que se denomina aviación agroforestal ( tratamientos en cultivos, lucha contra incendios…), actividad que me encuentro desarrollando a día de hoy, si bien he trabajado también en  vuelos de fotografía aérea realizados por toda España, Portugal e Italia. Así mimo he trabajado en instrucción de vuelo.
¿Cómo llevan  tus padres los trabajos de aviación que estás desarrollando?
Mi padre, como buen aficionado que es al vuelo, que todavía lo practica en el ultraligero, sabe que yo me estoy desenvolviendo en el medio de transporte más seguro de todos, tanto por sus sistemas  duplicados como por  sus exhaustivos controles de mantenimiento. De hecho considero más peligroso, por ejemplo, desplazarme en coche por la ciudad  hasta el aeródromo, que el vuelo que tenga que realizar  ese día.


Juan acompañado por su padre en un vuelo

Entre las fotos que conocemos tuyas de vuelos ya te hemos visto pasear a tu familia. ¿Cómo ha sido? ¿Qué ha supuesto para ti?
Compartir con ellos lo que sé hacer es para mí una gran satisfacción. Y me consta que a ellos les gusta que lo hagamos de vez en cuando. A veces incluso  han sido ellos los que me lo han pedido. También tengo muchas fotos con amigos sobrevolando el pueblo o el embalse José Torán.

¿Y el futuro?
  Estoy contento con la actividad que desarrollo en la empresa en la que trabajo, que me ofrece  trabajos agroforestales, lucha contra incendios, transportes, etc. Y por ahora mi futuro lo veo en esta empresa.



Damos las gracias por su colaboración a Juan Rangel Martínez, para la realización de este reportaje en el que hemos intentado poner de manifiesto, y nos alegramos enormemente por ello, que este piloto puebleño  siendo tan joven se esté abriendo camino en una actividad soñada por él toda su vida; sobre todo si tenemos en cuenta la situación laboral de los jóvenes en nuestro país. Pero damos fe de ello, que se ha debido a su sueño desde pequeño, a la suerte de tener unos padres, Juan y Toñi, dispuestos a ayudarle incondicionalmente cuando lo ha necesitado y a unas cualidades y esfuerzo personales de su parte.

martes, 21 de marzo de 2017

Recapitulación entradas 46 a 66 ( en orden inverso según aparecen)

Últimas 20 entradas:

66.- Jesús Carrillo, joven actor relacionado con La Puebla de los Infantes
65.- El Club de Atletismo "Los Tagarros"
64.- Concursos de colombicultura en La Puebla de los Infantes
63.- Ornitología y canaricultura
62.- Diario de una ruta arqueológica
61.- La estrella de Navidad del castillo de La Puebla. Anécdota e historia vivida (Iª Parte)
60.- La estrella de Navidad del castillo de La Puebla. Anécdota e historia vivida (IIª Parte)
59.- El huerto de invierno
58.- Imprescindibles
57.- De pesca en La Puebla de los Infantes
56.- Rehaleros
55.- La Asociación de Mujeres "Alerce" cumple 20 años
54.- Nuestro ciclismo amateur de carretera
53.- Imágenes de intrahistoria puebleña (IVª)
52.- Imágenes de intrahistoria puebleña (IIIª)
51.- Sonetos de la superación
50.- Artesanía del dulce tradicional puebleño
49.- El encaje de bolillo, un arte tradicional de La Puebla de los Infantes
48.- La 5ª Etapa del GR48, La Puebla de los Infantes- Hornachuelos , reportaje de una grata experiencia
47.- Imágenes de intrahistoria puebleña (IIª)
46.- Imágenes de intrahistoria puebleña (Iª)

jueves, 2 de marzo de 2017

Jesús Carrillo, joven actor relacionado con La Puebla de los Infantes



Jesús Carrillo, joven actor todo vitalismo

Este joven actor al que me refiero es Jesús David Carrillo Domínguez, hijo de Manuel Carrillo y de Ana Sol Domínguez Morente, de Palma del Río, que se hizo famoso por su participación durante 5 años en la serie “Arrayán” de Canal Sur, en su papel de Gustavo, el recepcionista del hotel.
Su vinculación a La Puebla la ha tenido desde que dio sus primeros pasos a través de su familia Segura- Estevez y de la amistad de sus padres con la familia Velasco-Bello. Desde pequeño ha venido mucho al pueblo a celebraciones o a disfrutar de la pesca y otras actividades al embalse José Torán. Siendo actor ya conocido de TV y cine, un grupo de alumnas del Instituto “Celti”, acompañados de su profesor de Lengua C. y Literatura, Rafael Velasco, se acercaron a Palma a hacerle una entrevista que salió publicada hace ya unos años en la revista escolar del Instituto.
En la actualidad, tras un periplo en teatro, cine y TV, en otras cadenas, vuelve a Canal Sur a la serie “Entreolivos” en el papel de Antonio Camino, que se estrenó el pasado lunes 27 de Febrero, motivo por el cual le realicé la entrevista que sigue para el periódico VIVA La Vega (Nº 59, del 1 al 15 de Marzo de 2017. Pag. 12).


Entre olivos y naranjos

     Jesús Carrillo, del “Gustavo” de Arrayán

        al “Antonio Camino” de Entreolivos de Canal Sur 

Al joven actor andaluz Jesús David Carrillo Domínguez, de Palma del Río, el que se hiciera famoso como “Gustavo”, el recepcionista de la serie Arrayán de Canal Sur, volveremos a verlo actuar en otra serie de nuestra cadena autonómica, Entreolivos, de próximo estreno, en que se ponen en marcha los primeros­ trece capítulos ya grabados; serie a la que se prevé larga trayectoria por diversos motivos que trataremos.  Es por esto  por lo que nos hemos acercado a casa de sus padres, Manuel y Ana Sol, dada nuestra amistad con esta familia, en uno de los viajes recientes de Jesús a su pueblo natal, para saludarlo y que nos hable de esta otra ilusionante experiencia como actor en televisión, representando al personaje “Antonio Camino”.
Hola, Jesús, nos ha alegrado mucho saber acerca de tu  participación en esta serie de altos vuelos en la cadena autonómica andaluza. Hablemos de ella: producción, género de la obra, guión, dirección…
 Esta serie es una coproducción de una productora andaluza y otra mejicana, de manera que se emitirá tanto en Andalucía como en Méjico. El género tiende más hacia lo dramático, según  guión y dirección del onubense Antonio Cuadri, reconocido director de cine y TV en todo el panorama nacional: El corazón de la tierra, Al salir de clase, Cuéntame,…
El título “Entreolivos” diríamos que nos remite a una temática andaluza…
Por supuesto, se trata  grosso modo de la historia de una familia andaluza, olivarera, en torno a la cual giran diferentes tramas. Cabría resaltar la inteligente  combinación de la estética andaluza con la mejicana, de manera que la ficción nos va a ir trasladando de Andalucía a Méjico.
¿Qué valores andaluces vamos a percibir en la serie?
Nos hemos referido a una familia andaluza, cuya historia comienza en los años sesenta del anterior siglo  y a través de los diferentes personajes vamos a ir percatándonos de sus problemas y motivaciones, y en última instancia se va a poner de manifiesto el valor y la importancia de la familia para ellos. En otro sentido disfrutaremos también de la estética andaluza del trabajo en los campos de olivos, la vida en los cortijos…
Te vimos actuar en la famosa serie anterior como actor de comedia, ¿cuál es tu papel en esta de “Entreolivos”? Me imagino que un director de la experiencia de Antonio Cuadri te habrá asignado un personaje para que te desenvuelvas como pez en el agua…
En Arrayán no solo hubo comedia, mi personaje tuvo que soportar muchas situaciones dramáticas, lo que significa que en esta pasada serie y en alguna que otra película había tenido la ocasión de representar escenas y papeles dramáticos. Efectivamente Antonio Camino, ha sido un personaje difícil a la vez que un reto personal que, en mi caso y a mi edad, ha sido de lo mejor que me podía haber pasado. Estoy deseando seguir con este personaje porque me exige mucha concentración, contención, expresión…por la cantidad de matices que tiene. El personaje tiene un porte de maldad, que a mí me ha costado mucha energía.

 
Las naranjas de la huerta de sus padres, señas de identidad para Jesús
  
¿ Qué nos puedes decir del elenco de compañeros  actores y actrices?
La serie tiene una combinación de actores de un largo historial profesional y otros que comienzan su periplo con esta experiencia. Entre los primeros debo referirme a la protagonista, Pastora Vega, una actriz de raza con una naturalidad y verdad aplastante,  que nos dibuja un personaje de mujer guerrera. Ana Ruiz, sevillana, que interpreta, junto con Pastora a las hermanas Peña, actriz también de larga trayectoria. O María Ramos, otra gran actriz, novel pero no por ello menos profesional. Eduardo Velasco…
Una pregunta un poco indiscreta: ¿Solo os veis entre olivos? ¿No hay ningún capítulo entre naranjos? Lo digo por la belleza de las huertas de tu Palma…
Ya me gustaría poder rodar algún capítulo entre naranjos por ser los árboles de mi infancia, de mis raíces. Sus naranjas son identidad para mí. Cada vez que me ponen un zumo fuera de mi pueblo no puedo evitar recordar los exquisitos zumos que tomo cuando vuelvo a Palma del Río.
Sabemos acerca de la capacidad de los actores de adaptaros a cualquier papel, y a cualquier medio. Te hemos visto actuar ya en cine, teatro y TV. ¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en cada uno de estos medios?
Mi carrera ha estado más vinculada a la televisión, y en esta a  mi personaje de “Gustavo” en Arrayán ya que fueron casi mil capítulos los que grabé y cinco años maravillosos junto a un equipo de personas que tienen un hueco en mi corazón.
He tenido la suerte de participar también en cine, en películas como “CHE Guerrilla” con el director Steven Soderbergh, o en “El Corazón de la Tierra” de Antonio Cuadri. Me encantaría tener un personaje que me diera la posibilidad de hacer un buen trabajo en alguna película de Alberto Rodríguez o de Roberto Pérez Toledo.
El Teatro para mí es ese lugar mágico donde sientes el contacto directo con el espectador. Me apasiona ver y hacer teatro.


Entrevistado y entrevistador

Coméntanos proyectos ilusionantes de futuro, aparte la serie de la que tratamos
Seguir buscando/creando trabajo y conseguir vivir de lo que  es mi vocación y lo que más feliz me hace. Esto he elegido y con esto moriré.
Bueno, Jesús, aparte darte la enhorabuena y un abrazo por lo buen actor que eres, despídete de los lectores de nuestra entrevista.
Muchas gracias por esta entrevista tan cercana, espero que os guste Entreolivos  y a todos los lectores de VIVA La Vega os mando un abrazo enorme.

martes, 14 de febrero de 2017

El club de atletismo "Los Tagarros"


Logo del Club de Atletismo "Los Tagarros"
Tener en un pueblo como el nuestro un club deportivo como el de “Los Tagarros”  es todo un privilegio. Primero porque se trata de un grupo de personas jóvenes, llenos de energía y entusiasmo, referentes en La Puebla de una apuesta por el deporte, la carrera sobre todo, y la vida sana; y segundo porque es un grupo más para la participación y para “tirar del carro” de eventos importantes que se realizan en el pueblo, que ponen en valor su deporte, como queda dicho, pero que además atraen hacia La Puebla a muchas personas no solo de la comarca sino ya de otros lugares de las provincias de Sevilla, Córdoba, Cádiz y Jaén en sus dos actividades estrellas: la Carrera Popular “La Tagarrera”, que viene llenando ya de contenido la celebración del Día de Andalucía en el pueblo, en la que están participando más de 500 corredores; y la Milla Solidaria “Virgen de las Huertas” en el mes de octubre, con una participación de más de 200. Dos eventos deportivos de primera magnitud que han pasado a ser ya patrimonio de La Puebla de los Infantes, que se vuelca con su Club de “Los Tagarros” para que cada año vayan a más estas actividades; empezando por el Ayuntamiento que participa lógicamente en la organización, y corriendo con la mayoría de los gastos de las dos jornadas, otras entidades patrocinadoras y muchos colaboradores y colaboradoras de los que trataremos a los largo de la entrevista. “Los Tagarros” así mismo representan al pueblo como Club en una gran cantidad de pruebas que se celebran en otros pueblos y ciudades a lo largo del año.

Miembros del Club en la Carrera Popular "La Tagarrera" 2016
Nos hemos reunido con dos  miembros de la Junta Directiva: Antonio Manuel Montero Ballesteros (Presidente) y Marcos Torres Castaño  (Vicepresidente), a los que comenzamos preguntándoles cuándo, por qué y cómo nace el Club de “Los Tagarros”
- Nuestro Club nace en 2008. Nos reunimos 8 o 10 personas que nos gusta correr y decidimos asociarnos para participar en carreras, realizando entrenamientos conjuntamente. Y empezamos a funcionar espontáneamente, elaborando un calendario de entrenamientos e incluso ya elegimos nuestro nombre como club, pero aún sin estatutos. Sería en la temporada 2009-2010 cuando nos constituimos formalmente como club, con nuestros estatutos, nuestras programaciones de actividades, etc…
 ¿Por qué incorporasteis ese nombre tan característico que tenéis de “Los Tagarros”?
- Porque se trata de una expresión muy identitaria de La Puebla y muy popular, como nosotros queríamos serlo, integrando a todas las personas que quisieran pertenecer a nuestro Club, con el único requisito de que les gustara correr.
 Explicadnos  la organización de vuestro Club
- Actualmente somos unos 15 miembros integrantes, tenemos estatutos, Junta Directiva, proyectos de nuestras dos grandes actividades anuales…Nuestra financiación se reduce a alguna rifa y sobre todo a patrocinios locales para actividades de cara al pueblo, porque cuando competimos como Club en competiciones fuera del pueblo, cada uno se costea sus gastos de desplazamientos y demás.
 Queremos saber sobre vuestra actividad estrella en el pueblo, la Carrera Popular “La Tagarrera”, cada año en el Día de Andalucía, y ya van siete ediciones.
- Esta actividad nace en 2010 y ha ido creciendo y superándose año tras año. En la última de 2016, pasamos ya de los 500 participantes. Es la prueba en la que intervienen más niños de La Puebla o más corredores que vienen de fuera. Las modalidades son múltiples: desde Benjamines hasta Veteranos C. Esta prueba tiene multitud de trofeos donados por los patrocinadores, y significativos premios en metálico.
Es importante destacar que tras las carreras, y como prueba de hospitalidad, el Ayuntamiento viene organizando un concurso de migas y las da de comer a todos los participantes, sus familias y público en general ese día en el Paseo de la Feria.
¿Y vuestra Milla Solidaria “Virgen de las Huertas”?
- Esta actividad nació en 2012, llevamos ya 4 ediciones y venimos celebrándola en el mes de octubre. Ha tenido como objetivo recaudar alimentos para Cáritas de la localidad, aunque en la última edición de 2016, aparte la recogida de alimentos de participantes y público ampliamos la solidaridad a colaborar también con la Asociación del Cáncer de Mama por medio de unas huchas en la que se recogió ayuda económica para esta asociación. Las modalidades que realizan la prueba de la milla son de juveniles a veteranos. Los pequeños corren distancias adaptadas según su edad.
Este evento deportivo reúne ya a más de 200 participantes, aparte los familiares, amigos y público tanto del pueblo como de fuera que les acompañan.


Participantes en la Milla Solidaria 2016

¿Queréis referiros a vuestros patrocinadores y colaboradores en estos eventos?
- Ya hemos hecho referencia al papel importante que viene jugando el Ayuntamiento el Día de Andalucía tanto en las pruebas deportivas como agasajando con la degustación de migas a su finalización. Igualmente debemos hacer constar la colaboración de Protección Civil, de la Policía Local y de la Guardia Civil así como industriales y entidades locales que ayudan económicamente en los dos eventos anuales y que aparecen en nuestros carteles anunciadores.
Aprovechamos para tener presente aquí a una serie de personas que vienen siendo colaboradores fijos nuestros en todo lo que venimos realizando: Por ejemplo la familia Montero Ballesteros al completo, David Ballesteros Domínguez, Dimas Murillo Llamas, Juan Aº Martínez Sánchez, Rocío Salvador Delgado y muchas otras más.
 ¿En qué otras pruebas soléis participar como club?
- Dentro del pueblo hemos colaborado con la vuelta ciclista Trofeo Máster Veteranos que se celebra a primeros de agosto  y hemos participado también con el grupo “Somos Sierra Norte” en una travesía por todos los pueblos serranos, incluido el nuestro. Participamos también en carreras populares de la provincia de Sevilla ( Peñaflor, Lora del Río, Sevilla capital…), de la de Córdoba (Hornachuelos, Palma, Fuente Palmera, Córdoba capital…). Y tenemos que decir también que miembros de nuestro Club ya han llegado incluso a Alemania a correr la Media Maratón de Dortmund, gracias a la colaboración de Antonio Gutiérrez Abril, miembro del Club.
 ¿Qué proyectos tenéis para este nuevo año 2017 que comienza?
 El primero y más importante, mantener las dos pruebas reseñadas en un nivel óptimo. También queremos organizar algunas jornadas deportivas sobre atletismo, alimentación adecuada, etc…


Miembros del Club en el podio de la Carrera Popular "La Tagarrera" 2016

 ¿Algún mensaje al pueblo o al público en general sobre la VIII Carrera Popular “La Tagarrera” de este año 2017 en el Día de Andalucía?
- Hemos hecho referencia a que esta Carrera sigue creciendo año tras año, eso significa que vamos a ir necesitando más recursos, sobre todo humanos, personas colaboradoras para temas organizativos que nos gustaría se sumaran a este evento ilusionante. Aprovechamos para dar las gracias a nuestros compañeros del Club por el entusiasmo que le ponen a todo lo que se organiza, y en general al pueblo (Ayuntamiento, patrocinadores, colaboradores…) y a los participantes y asistentes de fuera, por el interés y el calor humano que le imprimen a esta prueba, esperando supere a las de años anteriores con la ilusión de todos y todas.

Muchas gracias a Antonio Manuel Montero y Marcos Torres por su colaboración.

jueves, 9 de febrero de 2017

Concursos de colombicultura en La Puebla de los Infantes





Miembros del Club "La Zurita de la Sierra" en el local de los concursos

   El Club de Colombicultura “La Zurita de la Sierra” de La Puebla de los Infantes va levantando el vuelo, nunca mejor dicho, desde su nacimiento en que, como presentación, realizó una Convivencia el pasado mes de abril de 2016. Este año, sus miembros, jóvenes entusiastas la mayoría, con una gran afición a las palomas de raza buchonas han realizado un gran esfuerzo organizando, en colaboración con la Delegación Provincial, con el patrocinio del Excmo. Ayuntamiento de la localidad y la Federación Andaluza de Colombicultura ,  dos eventos consecutivos en el pueblo en este mes de enero: el Primer Concurso-Exposición Local de palomas buchonas, autóctonas, andaluzas y otras ( del 9 al 15) y el XXXVII Concurso Provincial de las mismas características entre los días 16 al 22 inclusive, con múltiples trofeos para machos adultos y hembras adultas así como para pichones, según la entrada de ejemplares.

"Campeona de las campeonas"

   Se han presentado palomas buchonas de las modalidades de diez razas diferentes, otorgándose tres premios por raza, y para pichones en algunas razas.


  El público asistente ha podido comprobar el alto
nivel  de los ejemplares de  palomas a  tenor de las altas puntuaciones recibidas de los jueces.

  La Junta Directiva ha quedado muy satisfecha del trabajo realizado, pues con estos eventos han demostrado que la afición de la colombicultura cuenta con muchos seguidores tanto en La Puebla como en los pueblos de alrededor.




















miércoles, 1 de febrero de 2017

Ornitología y Canaricultura

    La cría de canarios y de pájaros similares se ha relacionado siempre con las personas mayores,  pensionistas o jubilados, por ser una actividad relajante y tranquila, como puede ser también la floricultura o el coleccionismo. Esta afición se ha relacionado hasta ahora más con los hombres, pero en los últimos tiempos  se ha extendido, aparte  a otras edades, a la participación también de las mujeres. Ellas nos sorprenden cada día con informaciones sobre  canarios y  fringílidos en general a través de blogs y redes sociales. Y es que, como casi todo en la vida, esta actividad también  plantea sus retos que tanto atraen a muchas personas y que, en el caso que nos ocupa, consisten en conseguir magníficos ejemplares de canto, postura, color, o híbridos, que  sorprendan al propio criador o criadora  y  a otros aficionados. Basta visitar una exposición ornitológica como las que se vienen celebrando en Lora del Río cada año a primeros de noviembre, para comprobar la cantidad de aficionados y seguidores que va teniendo ya esta actividad.
    Para hablarnos de esta su gran afición hemos visitado hoy al puebleño  Manuel Domínguez Contreras, (dominguezornitologico@hotmail.com) un experto en la crianza de buenos ejemplares de jilguero major o mayor (carduelis, carduelis) y de canarios de diversas plumas , el cual, aunque no se prodiga mucho en exposiciones y concursos, todos sabemos de  su arte y sabiduría para conseguir los ejemplares que consigue.  

Manuel controla todos los detalles del hábitat de sus pájaros: temperatura, humedad...

Hola Manuel, dos veces que he venido a visitarte  para el reportaje, las mismas que has estado frente al ordenador.
- Efectivamente, hoy me manejo con el ordenador y con los nuevos móviles gracias a mi afición por los pájaros. Me gusta recoger información de aquí y allá, ver concursos y exposiciones tanto nacionales como internacionales, informarme sobre quiénes han obtenido las mutaciones en los jilgueros majors (lutinos, satinés, cabezas blancas, eumos…). En fin, podemos decir que si he conseguido aprender a usar la informática, a enviar correos   electrónicos y a entrar en las redes sociales ha sido por mi afición.
Háblanos de tu afición a la canaricultura, cómo surgió, los años que llevas en esto, cómo has ido evolucionando hasta llegar donde has llegado.
- Los pájaros me han gustado desde pequeño. Empecé de joven por mi cuenta, hará de esto ya unos 30 años, pero me di cuenta que necesitaba información de expertos si quería acceder a variedades de pájaros que me llamaban la atención, de manera que para ir profundizando en el tema me inscribí en la revista “España Ornitológica” del valenciano Luis Bellver del que he aprendido muchísimo.
(Así me explico su terminología científica al referirse a sus pájaros)
 ¿Cuáles son las razas de pájaros que estás criando y las que más satisfacciones personales te están produciendo?
- Crío canarios timbrados, amarillos, blancos y verdes, pero llevo ya años con la raza de jilgueros majors (carduelis, carduelis), que hoy por hoy son mis preferidos y los que más satisfacciones me dan. Los tengo en varias mutaciones: lutino, satiné, ágata, ágata pastel, bruno pastel y cabeza blanca en las mutaciones anteriores.   

Detalle de un grupo de jilgueros majors, los pájaros preferidos por Manuel Domínguez

 Refiriéndonos a la crianza, ¿cuáles son los factores principales a tenerse en cuenta para llegarse a conseguir magníficos ejemplares?
- La base de una buena crianza está en la preparación previa de los pájaros antes de la cría, con una buena alimentación durante el invierno, es decir a base de semillas nuevas y frutas y verduras ( brócolis, manzana, zanahoria, lechuga, naranja…) dándose por supuesto la higiene y limpieza de jaulas y pajareras. Después vendrá la selección adecuada de las parejas y la intensificación de la alimentación en época de cría a base de pasta natural, que, en mi caso, yo mismo les fabrico.
 Hemos hablado de haber aprendido a manejarte con el ordenador, a la satisfacción personal de obtener buenos ejemplares de pájaros, mutaciones, etc… ¿Te producen algunas satisfacciones más?
- Pues sí, la afición hace que te relaciones con muchas personas, tanto en vivo como a través del ordenador o del móvil. Recuerdo largas conversaciones telefónicas, de horas incluso, mantenidas con expertos de los que he aprendido mucho. Los pájaros hacen que vaya muchas veces al campo a procurarles plantas que considero muy beneficiosas para ellos como las cerrajas o los dientes de león, y ando, que si no fuera por ellos no lo haría. También te lo pasas muy bien viajando yendo a concursos. Hasta ahora he ido solo a concursos nacionales. A partir de ahora me planteo ir a internacionales (Italia, Bélgica…).
 ¿ Has obtenidos trofeos o reconocimientos por tus mejores ejemplares?
- La verdad es que no participo apenas con mis pájaros en concursos porque les tendrías que dedicar entonces más tiempo que el que les dedicas. La única vez que he concursado fue en Lora del Río y obtuve un 2º premio de color con un canario cobre.

Manuel nos enseña algunos de sus canarios. Al fondo, el Castillo de La Puebla

 Manuel, tú que lo sabes casi todo acerca de la ornitología y la canaricultura, una pregunta que nos hacemos el público en general es por qué no contamos en España, en Andalucía…con exposiciones y ventas de estas pequeñas mascotas donde se pudiera ir como a la antigua Alfalfa de Sevilla aparte a disfrutar viendo tanta variedad, el poder intercambiar ejemplares, comparar, elegir calidad y precio…
- Sí, es verdad, se ha puesto demasiado coto a este tema, que con su debido control se podrían tener las exposiciones periódicas que , según mis informaciones, tienen lugar los domingos sobre todo en otros países europeos como Bélgica, Holanda, Italia,… que no creo que tengan más afición que la que se tiene aquí en España.
 ¿Deseas añadir algo más?
- Sí, decir que a veces necesita uno ayuda  y en mi caso estoy acompañado y ayudado en el cuidado de los pájaros por mi sobrino José Manuel Domínguez Becerra, que tiene también mucha afición.
 Muchas gracias a Manuel Domínguez por su colaboración en el presente reportaje.


jueves, 12 de enero de 2017

Diario de una ruta arqueológica


La plaza Virgen de Las Huertas, lugar de reunión y partida

 Hemos quedado citado un grupo de amigos, amantes de la Historia y la Arqueología, un domingo soleado de diciembre, para realizar una ruta que nos lleve por diversos parajes de gran significado histórico en La Puebla de los Infantes. Y es que en nuestro término municipal, aparte otras rutas (senderistas, micológicas, gastronómicas , de caza, de pesca…) contamos con infinidad de yacimientos arqueológicos que nos hablan de periodos protohistóricos e históricos; o lo que es lo mismo, de habitantes del Neolítico, de tartesios y turdetanos, de cultura romana, visigoda, musulmana… y restos de gran valor antropológico, como pueden ser vías pecuarias, minas, cuevas, molinos hidráulicos, fuentes, abrevaderos, pozos artesanales, caleras…Y ello, sin olvidarnos de la gran riqueza patrimonial del casco histórico de la localidad en torno al gótico-mudéjar (siglos XIV-XVI) sobre todo.
    Nuestro lugar de partida, que es el de casi todas las rutas que se realizan en el pueblo, no es otro que la plaza Virgen de las Huertas, en la encrucijada de carreteras que se dirigen a todas las direcciones. Y vamos a contar con el amplio conocimiento con que cuentan de  los diferentes periodos de la historia, así como  de arqueología, los investigadores Emilio J. Navarro Martínez, de Palma del Río y el puebleño Juan José Toribio García, con el denominador común de ambos de sus múltiples publicaciones sobre temas históricos.
    Hemos querido estructurar nuestra ruta en dos etapas: una primera más recreativa y de disfrute de lugares conocidos por la mitad del grupo, compartiéndola con los que no los conocen y una segunda etapa de exploración de todo el grupo de un espacio lejano de interés y poco conocido.
    Tomamos un carril que unía desde antiguo  La Puebla con Constantina. Cuando llegamos a una cierta distancia, en un precioso paraje recorrido por un caudaloso arroyo tras unos días lluviosos, hacemos una parada y le pedimos  a Juan José Toribio que nos hable acerca de lo que le sugiere aquel espacio, y nos explica al respecto:
-  El arroyo de la Dehesilla atraviesa de norte a sur un pequeño valle, situado a unos 3.500 metros del casco urbano de La Puebla. Rodeado por pequeñas elevaciones y atravesado por la antigua cañada que desde La Puebla de los Infantes se dirige hacia Constantina conocida como “Camino Real a Constantina”. Su trazado discurre en las proximidades de importantes yacimientos arqueológicos y mineros. Dichos yacimientos nos hablan de las primeras ocupaciones del valle, las cuales se remontarían a la Prehistoria, más concretamente al Calcolítico (o Edad del Cobre), es decir al III mil. a. n. e. Todos los pueblos y civilizaciones que han poblado Andalucía a lo largo de los últimos 5000 años han dejado su huella más o menos importante en dicho valle, lo que lo convierte en una zona arqueológica muy importante para el estudio y conocimiento tanto a nivel local, comarcal y provincial.

Emilio Navarro y Juan José Toribio en plena explicación sobre uno de los espacios emblemáticos
 de la protohistoria puebleña

Nos adentramos ahora en una finca privada de dehesa para que Emilio Navarro nos hable de un santuario rupestre que él conoce bien en aquel lugar:
- El altar de sacrificios rupestre del santuario celtíbero de la Dehesilla constituye un interesante ejemplo de espacio religioso de la protohistoria. La aparición en las cercanías de una estela menhir nos señala este entorno como lugar sagrado desde la prehistoria. Este altar de sacrificios esta tallado en un afloramiento rocoso orientado al Este geográfico. La elección de este afloramiento no era casual pues desde su cima se contempla el amanecer con la carga simbólica que este acontecimiento  astral tiene para todas las religiones. Especialmente interesante resulta comprobar que en la aurora del solsticio de verano el vértice de esta roca es bañado por los primeros rayos de sol del día más largo.
La piedra natural con forma piramidal fue labrada intencionadamente en la protohistoria para crear una escalera ritual que asciende a la cumbre y que consta de cinco peldaños. Además posee tres plataformas donde serían expuestas las ofrendas a las divinidades. Los sacrificios podían ser de diversa clase, desde ofrendas vegetales hasta sacrificios de animales para los que existe un pequeño caño para drenar la sangre. Sólo excepcionalmente o en tiempos convulsos, los pueblos prerromanos realizaban sacrificios humanos.
Autores como Estrabón escribieron sobre las costumbres religiosas de los Celtici ( Célticos ) que habitaban el suroeste de la Península en la llamada Beturia Céltica ( Norte de Huelva, Sevilla, Córdoba, Badajoz y el Algarve ).
Proseguimos nuestra marcha y pasamos muy cerca de la mina del Galayo sobre la que Juan José nos informa de lo que sigue:
-La mina del Galayo es una mina situada entre los cauces de los arroyos Dehesilla y Aliseda( que desembocan en el embalse José Torán) explotada desde muy antiguo. El mineral que se extraía de la mina era plomo argentífero. En la primera mitad del siglo XIX era una de las minas más importantes que existían en España ya que conocemos algunos datos de su rendimiento por la prensa de la época y nos dice: “que salía una galena acerada tan rica, que algunas veces daba treinta y dos onzas de plata por quintal de mineral, pero hacía tal cantidad de agua que necesitaba cuatro caballos de vapor, obrando continuamente para extraerla”.  Dicha importancia queda patente igualmente en los restos constructivos conservados en sus inmediaciones y otros que quedaron bajo las aguas de la presa José Torán y que eran conocidos como “La Fundición”. En el Archivo Municipal de La Puebla se conserva un proyecto de ferrocarril minero del año 1891, con el que se pretendía dar salida a dicho mineral y que unía dicha mina con la localidad de Peñaflor, El Galayo y extensiones (El Galayo Viejo, donde se reconoce una escombrera importante y en la denominada El Galayo Nuevo en la que trabajó una compañía francesa cuyas labores profundizaron hasta 100 metros). Dicho proyecto contaba con un segundo ramal de ferrocarril el cual se dirigía a la mina La Reserva (situada en el cerro San Cristóbal o cerro Santo). Siendo aprobado el proyecto por el Senado en sesión del día 1 de junio de 1892, pero no se llevó a cabo. La mina siguió funcionando hasta su cese en los años veinte del pasado siglo.
Cuando llegamos al puente sobre el arroyo de la Aliseda (Lisea, como es conocido en estos lares), Juan José prosigue su información en torno a unos antiguos molinos harineros:
- Son cuatro en total (uno en el de la Dehesilla y tres en el de Aliseda, no podemos descartar la existencia de alguno más ya que hemos podido ver alguna piedra de molino suelta en la parte alta de uno de los cauces). Alguno de los molinos podrían haber sido construidos a lo largo del siglo XV. De ellos se conservan restos de distinta importancia, uno de ellos ha sido acondicionado como vivienda, conservando parte de sus antiguas dependencias en la misma.


Vista panorámica de La Puebla y el cerro Santo (San Cristóbal) desde la Mesa de Sancha

A partir de aquí tomamos la dirección Mesa de Sancha, un espacio, junto con otros aledaños, poco explorado y conocido. Sobre él  nos explica J.J. Toribio:
- La Mesa de Sancha , como es conocida, está situada al noroeste de la localidad de La Puebla de los Infantes, a una distancia de unos 8 kilómetros de la misma y con una altitud sobre el nivel del mar de 377 metros, esto hace de ella uno de los cerros de más altura del territorio que la circunda e incluso del propio término municipal de La Puebla. Esta privilegiada posición que posee, hizo que se convirtiera ya desde muy antiguo en atalaya controladora de esta antigua zona de paso o camino natural, que desde el valle del Guadalquivir se adentraba hacia el interior de Sierra Morena, hasta llegar a las primeras llanuras de la meseta extremeña. Recordaros que por aquí discurría el antiguo camino que desde Córdoba a Badajoz nos describe Al-Idrisi o El Edrisi (también conocido como El Árabe de Nubia), cartógrafo, geógrafo y viajero ceutí del S.XII. Posteriormente a finales del siglo XVI Hernando Colón en su “Descripción y cosmografía de España”, hace referencia a este camino. En el siglo XIX destacar que la zona fue refugio del célebre bandolero apodado “El Jabato” y a unos 400 metros de la Mesa de Sancha en una de sus laderas y rodeada por el arroyo de Sancha, se encuentra una sima conocida entre los puebleños  como la “Cueva del Jabato”, la cual según la leyenda transmitida oralmente en La Puebla, que este era el escondrijo del célebre bandolero. Por aquí pasaron las tropas carlistas del General Gómez en 1836 y posteriormente en 1847 el reverendo y viajero romántico escocés, autor de entre otras obras de “La Lonja de Sevilla”, Robert Dundas Murria, que en su libro titulado “Ciudades y campos de Andalucía” nos describe el camino y esta zona, que desde antiguo fue refugio de malhechores y bandoleros, dando lugar a un dicho local “Para robar, las Callejuelas”. Las Callejuelas es el nombre por el que se conoce parte del terreno que rodea a la Mesa de Sancha. 


Juan José Toribio (Der.) y Emilio Navarro (Izq.) en la puerta de la cueva de El Jabato,
 junto a un compañero de ruta

Como no podía ser de otra manera y movidos por la curiosidad terminaremos nuestra ruta en dicha cueva de El Jabato, que nos describe Emilio Navarro:
-La cueva del bandolero “Jabato” es un atractivo lugar para iniciarse en la espeleología. La amplitud de esta cavidad natural facilita su conocimiento. El acceso se realiza por la entrada inferior ya que la cueva posee una apertura superior que ilumina su interior, pero este orificio está a gran altura. Esta fractura de la superficie de la tierra o diaclasa se abre en el interior de la montaña creando un espacio amplio e iluminado de unos 60 metros de desarrollo. La altura oscila desde unos 30 metros, hasta que al descender se va estrechando progresivamente. Todo el espacio de la cueva es transitable con precaución y buena iluminación. Sin embargo, en la visita constatamos la existencia de dos galerías de difícil acceso; una en la parte superior  y otra en la  inferior, que pueden tener más desarrollo y ampliar el trazado de la cueva. Extraordinaria experiencia que pretendemos repetir otro día, con el acompañamiento de Juan José Toribio y Emilio Navarro, a los que agradecemos su colaboración para la elaboración del presente reportaje.