lunes, 4 de diciembre de 2017

Reconocimientos y homenajes ( 1ª parte)

( Artículo de opinión publicado en el periódico Viva La Vega del 1 al 15 de diciembre de 2017, cuya argumentación sobre méritos para un homenaje la complemento en la entrada anterior, la nº 80: LAS BUENAS PERSONAS)


Ayuntamiento de La Puebla de los Infantes en la Pza. de la Constitución

El pasado 17 de Noviembre se celebró en el Ayuntamiento de La Puebla de los Infantes un acto institucional sencillo pero emocionante para despedir en su jubilación y reconocer sus servicios prestados a una trabajadora de ayuda a domicilio. Se trata de Ana Villanueva Agredano, que ha desempeñado su trabajo durante casi treinta años con la máxima diligencia, discreción y profesionalidad, a la que desde esta página, aparte felicitarla dándole la enhorabuena, le deseamos mucha salud, tranquilidad y bienestar tras una vida de intenso trabajo, entre otros motivos por haberse quedado viuda joven y haber tenido que sacar adelante su casa y a sus 3 hijos, por cierto, unas personas estupendas.
RECONOCIMIENTOS
Con actos de esta índole debemos felicitarnos todos, en primer lugar porque de bien nacidos es ser agradecidos. Y también por haberse llegado ya hace años al acuerdo unánime de nuestra Corporación Municipal de dedicarle un acto similar al de Ana a todo empleado/a del Ayuntamiento que se jubilara, pues todos han desarrollado una función  de servicio al pueblo sin tenerse en cuenta si una función ha sido más importante que otra, a sabiendas de que en última instancia el valor y la importancia se lo dan a las funciones  las personas que las ejercen en el modo como la ejercen.
 Debemos felicitarnos también porque para llegarse a esta manera de proceder del Ayuntamiento ha habido que recorrer un  camino por el que comprobamos cómo la sociedad en su conjunto hemos ido evolucionando en el nivel de conciencia y de sensibilidad social. De manera que en estos actos institucionales de despedida por jubilación y reconocimiento se habla más acerca del valor del trabajo, de los que posee la persona a la que se le dedica el acto, que de otras consideraciones.
          HOMENAJES
         En muchos pueblos como el nuestro todavía queda un camino por recorrer para llegar a fórmulas ecuánimes que conlleven  acuerdos de unanimidad tanto en la Corporación Municipal como en la ciudadanía  en lo referente a homenajes, nomenclaturas de  calles, plazas y edificios públicos, medallas o  monumentos. Camino que reconocemos difícil empezando por que  no existe  una normativa específica de cómo procederse en estos casos, por lo que cada municipio debe procurarse la suya. ¿Qué se viene haciendo mientras tanto? Pues que  o bien la Corporación Municipal toma  la iniciativa a propuesta de una parte de sus miembros, con el riesgo de que no haya acuerdo unánime que sería lo ideal. O bien el Pleno Municipal estudia  y aprueba en su caso una propuesta remitida por una iniciativa más o menos popular, se supone que nacida de personas cercanas a la que se pretende homenajear, con el consabido riesgo de que “quien no  tiene  padrinos, no se bautiza”, sin desmerecerse el mérito que pueden haber tenido muchos homenajeados por esta última fórmula. Con todo, creemos que se puede mejorar la situación actual empezando por la aprobación de unas ordenanzas reguladoras adaptadas a nuestra realidad actual, democrática, de sensibilidad social, como decíamos antes, etc… Sugerimos algunas ideas  por si pueden servir al respecto:
- Que para la elaboración de las Ordenanzas Municipales al efecto las Corporaciones Municipales pudieran contar con un Consejo Asesor de participación ciudadana constituido por personas de todas las sensibilidades del pueblo. Consejo que bien pudiera seguir funcionando a la hora de implementarse dichas Ordenanzas asesorando a la Corporación Municipal correspondiente.
- Tenerse en cuenta la evolución de las aspiraciones sociales. Hoy por ejemplo todos estaremos de acuerdo que deben tener opción al homenaje, la medalla o  al nombre de la calle cualquier persona. Hasta ahora no ha sido así en nuestros pueblos. Para conseguirse ese honor todas las miradas estaban puestas en el artista, el profesional sobresaliente o de prestigio,  haber conseguido un alto puesto en algún estamento, etc… de manera que el honor le estaba vetado a gran parte del pueblo llano y soberano: autónomos, agricultores, obreros agrícolas, amas de casa, personas discapacitadas…Al respecto hemos de saber que antes lo que se pretendía conseguir con  la educación en general era buenos profesionales. En la actualidad, las nuevas leyes en esta materia, auspiciadas por la UNESCO /ONU pretenden que con la educación se consigan sobre todo buenas personas; por lo tanto habrá que cambiarse los criterios, de manera que los referentes de un pueblo sean personas a imitar por sus valores humanos ( en lo que toda la ciudadanía tendría igualdad de oportunidades), y no tanto el prestigio profesional, artístico o propagandístico que no siempre conlleva la bondad y dignidad humana a la que hoy se aspira con más fuerza que otras capacidades. Y si en la persona se dan las dos premisas, pues mucho mejor, sería lo ideal.
- A tono con el criterio anterior, todo lo que ha sido histórico, no tiene por qué haber sido bueno. Hoy, desde nuestra cultura de la Paz la inmensa mayoría de ciudadanos reprueba muchos hechos y personajes históricos que no creemos que actuaran humanamente, promoviendo guerras, conquistas o participando en cualquier tipo de violencia.
- Por último debería determinarse también, qué honores y nomenclaturas pueden darse en vida y cuales tras el fallecimiento del que se ha de homenajear.









Las buenas personas ( 2ª parte)

   En relación con mi artículo de opinión ( Pag. 3 del periódico quincenal VIVA 
La Vega, del 1 al 15 de diciembre de 2017) que inserto en la siguiente entrada (81) de este blogs "RECONOCIMIENTOS Y HOMENAJES" defiendo la idea de que lo que debe prevalecer por encima de todo en un homenaje es el ser buena o buenísima persona en coherencia con lo que expreso en el poema "SERÁ UN AMANECER" (entrada nº 79 de este blogs) :..."que por encima de todos los méritos/que deseemos obtener/ el principal es el de ser personas de bien"...
¿ Que es para mí una buena o buenísima persona, digna de admiración y de ser tenida en cuenta? Lo expreso, porque me sale mejor, en versos:

viernes, 24 de noviembre de 2017

Será un amanecer


A las mujeres que todavía no son consideradas en su dignidad.
 En el 25 de Noviembre, Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer




Será un amanecer
tras una larga noche
de oscuridad y tinieblas,
de insultos y vejaciones
de terror y sobresaltos
de amenazas y golpes.
Será un amanecer
el día que todos nos lo propongamos
y nos digamos unos a otros
que ¡hasta aquí hemos llegado!
Será un amanecer
el día que los padres eduquen
los familiares eduquen
los educadores eduquen
los vecinos eduquen
los que legislan eduquen
los que gobiernan eduquen…
todos y todas eduquemos,
y seamos coherentes
y demos ejemplo.
Será un amanecer
cuando todos asumamos
un mensaje rotundo y claro:
que la niña y el niño son iguales
que el chico y la chica son iguales
que la mujer y el hombre son iguales
que todos tenemos los mismos derechos
y las mismas obligaciones.
Será un amanecer
cuando descubramos
que con machismo el amor será muy difícil
que sin machismo será  muy fácil,
que por encima de todos los méritos
que deseemos obtener
el principal es el de ser personas de bien.
Será un amanecer
cuando estos y otros mensajes positivos
los dialoguemos, los debatamos
los inculquemos con amor
no solo siete veces
sino setenta veces siete.
Será un amanecer
de un día diáfano y claro
que muchos esperamos. 

                                            R.V.R.


( Al escribir esta entrada obligada, hoy 25 de Noviembre de 2017, que es la número 79, compruebo que este blogs ha superado ya las 15000 visitas o consultas de seguidores/as. Muchas gracias a todos y todas por el ánimo que me dais de continuar en el tajo )

martes, 21 de noviembre de 2017

Diego Castillo Barco, autor prolífico

La publicación de un libro es ya por si una noticia importante, pero si una persona publica tres libros en el espacio temporal de un año, creemos que no solo debemos saber acerca de ella, sino que habrá que hacerle un seguimiento porque puede estar apuntando alto. Nos referimos a Diego Castillo Barco, poeta puebleño, al que ya podríamos añadirle también el adjetivo  de poeta consagrado, pues a finales del 2016 vio la luz su primer libro, Poemas en el aire (Edit. Áltera); unos meses después se publicaría En los predios del sur ( Edit. Dauro) y recientemente, el 20 de octubre ha tenido lugar en la Casa de la Provincia de Sevilla la presentación ante los medios de comunicación de su tercer libro de poemas  Yo, la tierra que ahora piso ( Edit. Nazarí), en la que ha sido acompañado por el Alcalde de La Puebla de los Infantes, José Mª Rodríguez Fernández, la escritora Rosa Mª García Barja, el editor Alejandro Santiago y la Diputada Provincial Concha Ufano.
Diego estudió Bachillerato y Magisterio. En la presentación de su primer libro sus compañeros y amigos de entonces lo recordaban con sus borradores de poemas en hojas sueltas. Las circunstancias de la vida le llevaron posteriormente a dedicarse a trabajar en una empresa agrícola familiar, que lejos de dificultarle su vocación de poeta, más bien creemos que incluso  le ha podido ayudar, pues la tierra y la naturaleza son en sus libros sus señas de identidad. Se muestra como una persona apacible, serena en la plenitud de su madurez, y, por lo que deducimos al leer sus libros, muy sensible a la realidad en la que se mueve, de manera que  sus versos nos ayudan a disfrutar de la vida que tenemos ante nuestros ojos y que a veces ni nos damos cuenta de ella.


Presentación en la Casa de la Provincia de su último libro de poemas ante los medios de comunicación 

Diego, el balance que referimos en la introducción no puede ser más positivo para ti…
  Francamente sí. Como he estado tanto tiempo inmerso en esa necesidad de expresar y principalmente de comunicar lo que sentía, bien ante un paisaje ante el cual mi sensibilidad se conmovía, bien ante una reflexión que intentaba compartir con otras personas, para que vieran y sintieran como yo lo hacía, o para que pudiéramos reflexionar juntos, no he dejado de escribir en todos esos años, que conforman casi toda mi vida, y por ello he recopilado varios poemarios que al ir enviando algunos a las editoriales y siendo positiva su valoración por parte de ellas, me han publicado estos tres libros en muy corto espacio de tiempo.
Nos consta  que has estado casi toda tu vida escribiendo poemas. ¿Por qué la publicación ahora?
  Lo he comentado en alguna presentación. Verás, para mí ser escritor ha sido siempre una cosa muy seria, ya que ha sido mi sueño desde joven. Y al leer y ver en los autores que tenía en mis manos esa creatividad sin límite, ese saber, esa capacidad para captar la belleza que anda por todas las cosas de la vida, y un pensamiento ágil y profundo en todo  lo que deseaban expresar, pensaba que no podría estar a esa altura y me embargaba el miedo, un poco excesivo quizás, al fracaso porque yo quería estar a un buen nivel, de no ser así prefería no dar a conocer ni una línea escrita. Hoy, con el paso de los años he ido comprendiendo que cada uno debe tener su propio camino, su propio estilo, su propio espacio, y que serán los demás los que digan si merece la pena una obra o no.

Momento de la presentación de su tercer libro en el que Diego habla de este y de su poesía

 Danos razones , bien de manera genérica bien de cada uno en particular, para que compremos tus libros y los leamos.
La Literatura como cualquier expresión artística es ni más ni menos que la vida, una plasmación de la vida propia o ajena, real o imaginada, da igual porque las dos forman parte de una persona, la conforman. Por eso mis poemas son, como los de cualquier poeta que sea auténtico, un vaciar una parte del alma en cada libro y por ello al querer ser como soy en ellos, pueden verse reflejados los lectores en mis versos, porque la poesía es intimidad y en la mía se pueden ver otras muchas personas. Y el lector lo que busca es la belleza y que le hagan sentir lo que el autor siente con sinceridad, sin artificios. Esa puede ser la razón, autenticidad desde la belleza. Si lo consigo o no lo diréis los que me leáis.
Qué has tratado de plasmar en cada uno de ellos?
  Hay dos partes de mí entre los tres libros. Una parte sensitiva, sentimental, que sería el poemario EN LOS PREDIOS DEL SUR, que viene a ser la expresión de la contemplación y su gozo de la naturaleza que me rodea, sin plantearme más que la necesidad de comunicar esa emoción en un verso sencillo y natural, como la vida misma del entorno que pinto.
Y una parte intelectual, una parte que podemos llamar reflexión lírica en la que estarían los otros dos poemarios, POEMAS EN EL AIRE y YO, LA TIERRA QUE AHORA PISO. Dos partes que somos cualquiera de nosotros: sentimiento y pensamiento. Eso como eje principal, porque la poesía son otras muchas cosas.


Diego recitando sus poemas en la UNIA de Baeza

Los libros, como los hijos, se quieren por igual, pero el resultado final de alguno te puede atraer más que el de otros. Tienes alguna predilección por alguno en particular?
De los publicados, como los hijos, cada uno tiene su particularidad, y es muy difícil separar uno de otro o escoger alguno ya que todos juntos van construyendo la obra final de un autor.
Y como no somos seres estáticos sino que vamos cambiando a lo largo de la vida infinidad de veces, en cada libro hay un poeta que puede ser distinto al anterior. Así que, siguiendo con el símil de los hijos, a todos se quieren por igual porque cada uno es como es, dependiendo de las horas en las que hayan sido creados los libros.
Tu primer libro, Poemas en el aire de finales de 2016, nos da pie a preguntarte:¿Los poemas están mejor en el aire o en la letra impresa? Te lo pregunto por la tentación que se puede tener a veces de retocarlos cuando están en el aire mientras que cuando se publican ahí quedan…
 La poesía está en el aire siempre, y es el poeta el que se encarga de deslizarla hasta el papel, con suavidad, para que respire en el poema y cada lector llegue también a respirarla como lo ha hecho el poeta, la interiorice también y la viva como él. En el aire si queda no existe, sólo existe si el poeta la hace vivir en los versos. Esa es la diferencia que marca un buen  poeta, el que es capaz de hacer vivir la vida, valga la expresión, en los poemas. De cuanto he leído no hay mejor explicación para esto que dos versos de V. Huidobro: No pintéis a la rosa, oh poetas,/hacedla florecer en el poema.
¿Qué mensajes esconden tus versos? Porque de su elaboración solo podemos decir que es magnífica…
R.-  Sí. Yo cuido mucho la forma del poema. El ritmo me parece muy importante, la expresión que suavice el texto. Para mí es fundamental  darle al fondo, bien sentimiento o bien pensamiento, la armonía que haga de un poema la expresión de la belleza. El mensaje que flota en todos ellos, así lo entiendo yo y lo tengo escrito en unos versos inéditos, es que desde la desilusión en la que se puede caer al contemplar el mundo, que ante la falta de sentido que se le puede ver a la existencia de la humanidad, escribo… tengo que dejar un asiento a la maltrecha esperanza, /eso sí lo tengo claro,/ entre mis inútiles reflexiones…


"Me he criado rodeado de olivos, alcornoques y quejigos..." ( De su RETRATO EN SEPIA)

Sabemos de tu buen manejo de la adjetivación y de la descripción con las que parece que vemos y casi tocamos las imágenes que te rondan, y nos contagias de tus sentimientos hacia ellas…; pero,  ¿cómo te definirías como poeta, tu estilo…?
Me gusta hoy día la poesía discursiva. De joven buscaba una expresión difícil, oscura, un estilo influenciado  por el simbolismo o lo que se ha llamado en España modernismo, propio de cualquier joven poeta, Miguel Hernández por ejemplo, porque se llegaba a pensar que cuanto más oscuro resultaba el poema mejor era. Pero con el tiempo se va evolucionando hacia una poesía donde la sencillez y la calma le dé al discurso del poema la delicadeza y la emoción sentida, la sutilidad del aire, de la vida. Nada menos. Pocos son los elegidos.
A un poeta, como a cualquier artista, no se le puede preguntar si va a seguir escribiendo porque se supone. Sabemos que lo hacen hasta el día antes del último viaje. ¿ Qué vas a seguir explorando con tu poesía a partir de ahora?
Me remito a la respuesta anterior: sencillez y calma en un discurso de ritmo sosegado y metáfora sutil como el aire, como el alma. Que se sientan respirar los versos de forma natural. Ese sería mi deseo, aunque es demasiado pretencioso, quizás. Pero soñar es barato.
Finalmente, ¿deseas añadir algo más?
Agradecer al periódico y a Rafael el interés que mostráis por  la cultura en general y por mi poesía al darme esta oportunidad de comunicarme con los amigos de éstos pueblos vecinos, e invitar a todos los que deseen acompañarme  en la presentación del tercer poemario recién publicado, “YO, LA TIERRA QUE AHORA PISO”, que tendrá lugar en LA PUEBLA DE LOS INFANTES, esta Navidad. Gracias.
Gracias a ti , Diego,  por tu colaboración en el presente reportaje. Te deseamos muchos éxitos y  mucho disfrute y  satisfacción con tus poemarios.


domingo, 5 de noviembre de 2017

Puesta en valor de nuestros manantiales y fuentes


 Existe en Andalucía un proyecto muy interesante denominado “CONOCE TUS FUENTES” (La Web de los Manantiales de Andalucía). Su último Boletín, el nº 26: Junio-Sepbre 2017, en una entradilla de su portada lo define así: “ Conoce tus Fuentes (CTF) es un proyecto pionero de catalogación ciudadana vía Internet de los manantiales y fuentes de Andalucía, así como de reconocimiento de sus valores. Lo desarrolla el Instituto del Agua de la Universidad de Granada. Nació en  2007, fruto de un convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Carece de ánimo de lucro y su política es la difusión libre y gratuita de sus contenidos…”
Dicho Proyecto, de un gran interés medioambiental por  la Naturaleza y sus aguas, a lo que hemos de añadir otros valores:  histórico, antropológico, sociocultural…hoy es una realidad en expansión gracias a personas voluntarias, amantes de la Naturaleza, sobre todo, que desinteresadamente dedican sus días libres a buscar manantiales y fuentes de los que se tienen indicios para ponerlos en valor. Tal es el caso de la persona que entrevistamos en el presente reportaje. Se llama Adolfo Ventas Pires (www.adolfoventas.es ) de Alcalá de Guadaira, que en sus vacaciones estivales lo hemos tenido en La Puebla de los Infantes  pateando nuestros campos en plena canícula del verano interesándose  por dos fuentes del término municipal, la Fuente del Hierro y el Manantial de la Fundición, sobre las que  ha aportado al Proyecto  datos muy valiosos resultados de su investigación.


Adolfo Ventas, en una de sus visitas al Manantial-Nacimiento del río Huéznar

   Cuando le hemos preguntado a Adolfo sobre su perfil en este tipo de investigaciones nos ha respondido  que se considera “un sencillo colaborador de Conoce tus Fuentes y aficionado a la fotografía de Naturaleza.”. Nosotros, en honor a la verdad, lo consideramos todo un técnico en la materia y un gran fotógrafo. Y si a esto le añadimos su disposición  altruista y desinteresada ante la investigación de Naturaleza en beneficio de los demás, podemos concluir que estamos ante un buen tipo, digno de que nos refiera lo que hace.
Hola, Adolfo, ¿cómo llegas al Proyecto “Conoce tus Fuentes” y cuáles han sido tus motivaciones para trabajar en él?
Conocí el Proyecto gracias a mi afición por la fotografía de Naturaleza. El verano es una buena fecha para tratar de fotografiar aves ya que éstas acuden a saciar su sed y los puntos con agua suelen ser muy visitados por ellas. Sin embargo, no todos los puntos de agua son ideales para poder fotografiarlas, en muchos casos la presencia de personas continuamente las ahuyentan, al igual que cualquier otra molestia que pudiera haber por la zona. Por si fuera poco, según en qué zona esté situado el punto de agua, así serán las especies que acudan a beber a él. Necesitaba encontrar puntos de agua en zonas agrestes, lejos de caminos, de cortijos, de senderos frecuentados y, además, en algún lugar donde las especies que los visitaran me interesaran. Hice una primera búsqueda en  Internet y en seguida localicé el proyecto Conoce tus Fuentes, en el que tenían multitud de fichas de fuentes inventariadas (supera ya las 11.300 fuentes, y creciendo…) y, por si fuera poco, tenían un mapa de localización donde podía ir escudriñando las zonas que me podrían interesar. Encontré la herramienta perfecta para mi afición y fue así como, además, localicé una fuente para tratar de fotografiar 3 especies que se me resistían, carbonero garrapinos, piquituerto y gavilán. En la actualidad, y gracias a CTF, ya las he fotografiado a las tres.


Estado actual, en verano, de la Fuente El Hierro

¿ Qué has aportado al proyecto sobre la Fuente del  Hierro en La Dehesilla?
La Fuente del Hierro es una fuente que estaba mal localizada y de la que, además, no existían fotos. Se trata de un manantial de aguas minero-medicinales que ya estaba inventariado en el Estudio Hidrogeológico de La Puebla de los Infantes, realizado por el I.G.M.E (Instituto Geológico y Minero de España) en 1.979. Por aquel entonces, las coordenadas las tomaban sobre mapas del ejército en escala 1:50.000. Deduzco que no fue sencillo al autor de la ficha ubicar la fuente con estas coordenadas, tampoco las indicaciones era fiables, tras más de 30 años, se han podido modificar muchos trazados de las carreteras y caminos. Igualmente, carecía de imágenes, sencillamente porque no se había visitado para estudio alguno desde el 29 de Marzo de 1.990, fecha en la que se toman mediciones para la Evaluación del estado actual de las aguas minerales en la comunidad autónoma de Andalucía, de nuevo por el I.G.M.E. Bien, mi labor en este caso era visitarla actualmente, geolocalizarla de manera exacta, con coordenadas detalladas, describir mejor el acceso a la misma en la actualidad y, además, tomar fotos para que pueda ser mostrada en su estado actual.


Embalse José Torán: De Norte a Sur, zonas de El Cañuelo, La Fundición y El Tejero

¿ Y sobre la Fuente de La Fundición en el entorno del embalse  José Torán?
El Manantial de la Fundición ha sido, para mí, una búsqueda interesante que me ha permitido encontrar buenos amigos por el camino y, sin embargo, terminé con la sensación de que faltaba algo, de no tener la certeza absoluta de haberla localizado. Este manantial era muy apreciado por las personas, también era un manantial ya inventariado por el I.G.M.E, pero en este caso desde 1.913 en la “Relación por Provincias de aguas minero-medicinales de España”. No fue nada sencillo dar con él. La Fundición fue, antaño, el lugar donde se fundían los metales que venían de las minas cercanas; con un nombre como “Manantial de la Fundición” podría ser cualquiera, y no hay que olvidar que la zona es rica en manantiales, aunque no todos fueran medicinales. Conocí a José  López hijo de los propietarios antaño de la finca El Tejero que fue expropiada en su día para el embalse, que me indicó cuál era el manantial que, estando en sus tierras, era el usado por las personas para cuestiones medicinales pues sus aguas eran muy fuertes al paladar y al olor. Lamentablemente, la construcción de la carretera que circundó el pantano de José Torán, taponó aquel manantial, conocido como Manantial de los Quejigos. Sin embargo, en 1.990 sus aguas fueron medidas por el I.G.M.E, cuando se supone que ya estaría soterrado, lo que me llevó a pensar que los técnicos, en realidad, midieron las aguas de otro manantial cercano, llamado Manantial de los Huertos de la Fundición que también vertía agua del mismo acuífero pero éstas no fueron las que se usaban por sus propiedades medicinales, sus aguas eran menos intensas que el verdadero.
Estos hechos fueron descritos en la ficha, se localizaron los dos manantiales, que distaban muy pocos metros uno del otro, se añadieron fotos (en el caso del que estaba soterrado tan solo se pudo añadir fotos de la carretera) y se amplió la descripción del acceso a los mismos, así como los datos históricos que pude recopilar.
¿Cuántas fuentes de La Puebla de los Infantes tenemos  ya catalogadas tras tus aportaciones?
En la Puebla hay ya inventariadas 10 fuentes o manantiales. En realidad, yo no he aportado ninguna nueva, como indiqué anteriormente, mi “misión” era completar las que faltaban. Me consta que hay muchas más, Fuente de la Mujer, Manantial del Tejero, etc, por ello animo, desde este espacio que me dejas, a que todo aquel que conozca alguna fuente NO inventariada en el Proyecto, la publique, yo me presto a ayudarle aunque la Web da indicaciones precisas de cómo hacerlo, tan solo hay que rellenar una ficha “On-Line” con los campos que se conozcan y mandar las fotos que se tengan por mail (también indicado). Eso sí, es importante saber que la idea del Proyecto es dar a conocer las fuentes y manantiales, hay corrientes ecologistas que sugieren que no todas ellas deben ser conocidas pues, para desgracia de todos los que amamos los espacios naturales, no todo el mundo tiene la misma conciencia cívica, El Caño del Tejero (o alberca del Tejero) es una buena prueba de ello, la cantidad de basura allí depositada me sugiere pensar en lo que fue de esplendorosa hace 40 años, cuando entonces aquello eran huertas.


El Manantial de la Fundición o memoria de lo que fue

Refiriéndonos a otros temas que nos consta te gustan, nos imaginamos lo que disfrutarías con el avistamiento de aves en el entorno del embalse José Torán…
Sí, desde pequeño mi afición por el mundo del pajareo, me ha llevado a visitar muchos lugares y el pantano no ha sido una excepción, aunque lo cierto es que todo el lugar merece la pena ser visitado, sea o no sea por las aves; de hecho, la primera vez que fui lo hice con la familia para dar un paseo por las zonas recreativas.
¿Qué sabes sobre las aves de este embalse de interés para los aficionados a la fotografía y a la avifauna?
Habría que dividir el lugar en diferentes hábitats, en función de ello podremos encontrar unas u otras aves. En el encinar es fácil escuchar, aunque es más difícil ver, el “relincho” típico de los pitos reales o pitos verdes (Picus viridis), así como otras aves de bosque como carboneros comunes, pinzones vulgares, petirrojos, etc. En campo más abierto nos encontramos con trigueros, cogujadas, gorriones, jilgueros, verderones y muchas más. Las rapaces que visitan también este espacio son dignas de ver: el elanio azul, águila culebrera, milanos negros en verano, milanos reales en invierno, águilas calzadas y, con algo de suerte águila perdicera, junto con algunos falconiformes, como el cernícalo vulgar, gran aliado de agricultores. Más propiamente en las cercanías del agua, nos toparemos con multitud de especies relacionadas con este medio. Así pues, dentro del agua podremos observar multitud de anátidas, especialmente en invierno, así como cormoranes que usan los árboles secos anegados como dormideros, pero también somormujos lavancos, zampullines, fochas, etc. La población de ardeidas también está presente, no es raro ver garzas reales pescando en las orillas, garcetas bueyeras en los campos de alrededor, tras los rebaños y a la caza de los insectos que los animales espantan. Los cielos son patrullados por los vencejos, común y pálido que son las especies más comunes; pero, con un poco de suerte, podríamos divisar los más raros vencejo moro y vencejo cafre que, siendo de origen africano, poco a poco van colonizando nuestras tierras, un dato más que complementa la cruda realidad que se nos va echando encima, el cambio climático está presente.


Anátidas en el embalse José Torán

¿Piensas volver a La Puebla para seguir investigando sobre el Proyecto CTF?  Nos consta que te saldrían colaboradores en tu empeño, tras la información que nos das en este reportaje…
No lo descarto, de hecho, tengo pendiente una fuente que no logramos completar, la Fuente del Castillo de Almenara, en el término de Peñaflor, que, originalmente estaba indicada como Fuente de Almenara, que era otro manantial diferente y que ya añadimos, pero dejamos esta pendiente y espero poderla ver en invierno, fechas en las que me gustaría volver por las zonas descritas antes para ver las dos fuentes que he completado este verano en La Puebla  en otra fecha diferente a esta larga sequía que llevamos, pues ninguna de las dos tenía  agua, tanto la Fuente del Hierro porque estaba seca (ahora ya se seca en verano, esto no era así antaño), y el Manantial de la Fundición porque está soterrado, aunque tengo esperanza de que tenga una salida bajo la carretera por la que pudiera fluir agua en invierno.

Muchas gracias a Adolfo Ventas por su colaboración para este reportaje, por su investigación voluntaria y desinteresada en fuentes y naturaleza, y por haber puesto en valor dos de ellas ya casi olvidadas de La Puebla de los Infantes.

domingo, 17 de septiembre de 2017

La puebleña Charo Jiménez Grueso, reconocida estilista en Madrid

Charo Jiménez Grueso, viene cada año de Madrid a su pueblo en fechas señaladas  por la atracción que este ejerce sobre ella. Aquí se reencuentra una y otra vez con su madre, con su hermana, con su sobrino y con un gran “elenco” de amigos y amigas que conserva fielmente desde pequeños. Y como ella dice, “en La Puebla me lo paso en grande”. Su sueño desde pequeña era trabajar como diseñadora de moda, y abrirse camino en estas actividades apuntando alto, y  no tenía mejor salida en nuestro país en aquellos años ochenta que irse a Madrid o a Barcelona. Así fue que cogió sus maletas y se instaló en Madrid, donde por suerte, o más bien por un gran esfuerzo y tesón de su parte, está triunfando como veremos en el mundo artístico, si por triunfar entendemos sobresalir en lo suyo; por ejemplo, haber sido candidata a los premios Goya de 2016 por su vestuario en la película “Historias de Lavapiés” o poder ya seleccionar entre la cantidad de trabajo que ahora se le ofrece.
A Charo no se le ha subido a la cabeza el verse  en multitud de carteles de cine, teatro, musicales o elencos televisivos, porque conoce perfectamente sus raíces. En su pueblo se muestra siempre igual: alegre, jovial, dicharachera…y, como es obvio, con una gran capacidad de interrelacionarse. Hemos aprovechado su estancia en el pueblo con motivo de la Feria para conversar con ella acerca de su experiencia y sus proyectos en el mundo artístico.


Charo, en la noche de los premios Goya

Charo, ¿ ha valido la pena tu estancia  en Madrid durante 27 años?
Sí, porque he conseguido hacer realidad mi sueño desde niña que era trabajar entre bambalinas. Empecé como diseñadora de modas pero mi meta era hacer lo que estoy haciendo: trabajar en teatro, televisión, cine, publicidad...
Refiérenos tus etapas, tu aprendizaje y adaptación hasta llegar a ser autónoma
Estudié diseño y patronaje industrial de moda de señora, caballero y niño en la Escuela
Técnica de Moda de Sevilla, del 1986-89. A continuación hice estilista, marketing, escaparatismo, estampación  y escenografía en el Centro Europeo de Madrid.
 A partir de 1987 en que participo en el “Europiel Institución Ferial de Baleares” y “Agrupación Catalana de Piel” y al año siguiente en el 1988  en que participé en el Festival de Moda de San Sebastián “Donostiako Moda Jaialdia 88” y en el “Aracné de Andalucía”, empiezan a llamarme empresas de moda para trabajar con ellos. Es entonces cuando ya comienzo mi andadura como diseñadora de moda en la empresa de mi gran amiga Concha Sigüenza.
¿En qué medio comienzas a trabajar primero como estilista?
Comienzo en primer lugar en el teatro en 2004, recuerdo que fue en tres obras que se estrenaron una detrás de otra en el teatro Fígaro de Madrid. La tres obras eran “Solo cuando me río”, “Kyrie” y “Teatruras”. . Recuerdo que fue un gran esfuerzo por mi parte pero me mereció la pena porque ya no he parado en el teatro hasta hoy en 2017. En todo este tiempo he participado como estilista y sastra en  muchas obras de teatro y musicales, entre las que destacaría “El hombre de la Mancha”, en el teatro Calderón (2005); el musical “Victor y Victoria”, en el teatro Coliseo (2006) ;el musical “Los Productores”,  en el Coliseo (2007); el musical “Carmen”, en el Festival de Teatro de Majadahonda (2010); “El Mercader de Venecia”, en el Teatro Alcázar y el Infanta Isabel (2011) durante tres años por España. “Calígula”, durante dos años por España y entrada en Madrid en el 2014 en el teatro Fernán Gómez. “El Profeta Loco” (2014) en el teatro Galileo…, hasta el “Cyrano de Bergerac”, estrenado en Valladolid en el teatro Zorrilla en este año 2017, con un largo etcétera de más de 20 obras de teatro de éxito.


Charo con Paloma San Basilio en la revista "Saber Vivir"

¿Cuál ha sido tu experiencia en cine, televisión, publicidad?
En publicidad he trabajado mucho. Destacaría 5 reportajes publicitarios con Repsol, uno de ellos con el famoso cocinero Sergio Arola, o el Premio Gran AMPE DE ORO 2014, Categoría de Revistas, que obtuvimos el equipo de la productora Essencial en el “250 aniversario de la Lotería Nacional”.
En cine, ya has referido mi candidatura al premio Goya como estilista en la película “Historias de Lavapiés”, con un largo etcétera de cortos, series Web…
En televisión destacaría también las galas de sucesivas Navidades de Telecinco y TVE de Navidad, Fin de año y Reyes. “Las mañanas” de Cuatro con Concha García Campoy y series como “Generación DF”, para Antena 3…
Aparte todo este trabajo he de decir con satisfacción que soy además estilista de personas famosas que confían en mí.
Con este amplio bagaje de experiencia, ¿no te has lanzado a la producción?
Sí lo hice en 2012 con la obra de teatro “De par en par” con mi socia Ileanna Simancas, que la estrenamos en Sevilla en el teatro Quintero y en Madrid en el Fígaro.
¿Ha sido una experiencia positiva que te anime a continuar en la producción?
Sí, es muy diferente trabajar para tu propia empresa que trabajar para los demás por el riesgo que conlleva, estoy pensando en repetir la experiencia con cosas que ya tengo pensadas para hacer. En 2018 espero poder realizarlas.


Charo preparando el estilismo de la cantante Malú para L´Oreal

Refiriéndonos al futuro, ¿cómo se presenta  en tu trabajo ahora que ha bajado el IVA cultural?
Todos los sectores estamos celebrándolo porque va a animar el trabajo en general del mundo artístico que ha pasado unos años bastante difíciles sobre todo para actores y actrices noveles.
¿Y tus proyectos?
Tengo de inmediato los proyectos de dos películas, una serie documental y la obra teatral “El Florido Pensil” que se estrena en el teatro Marquina a finales de agosto.
¿Estás enseñando a alguna persona en tu trabajo?
Sí, como es lógico tengo jóvenes ayudantes a las que intento enseñarles mis conocimientos.
Ya nos has comentado tu experiencia como productora de teatro en Sevilla ¿Te veremos algún día viniendo con alguna a La Puebla?
Me encantaría efectivamente poder hacerlo compatible algún día con  alguna jira por Andalucía.


Charo en una exposición o showroom de una tienda de ropa

Por último, ¿algún mensaje a jóvenes que comienzan con sueños parecidos a los tuyos?
Primero, una buena formación académica y formación específica en la materia, y después  luchar y trabajar mucho. Con voluntad y tesón se puede llegar a conseguir lo que uno quiere.
¿Deseas añadir algo más?
Claro, un cariñoso saludo a los lectores de VIVA La Vega, a los que les deseo lo mejor y les ofrezco mi enlace de Portfolio:  https://charojimenezgrueso.wordpress.com


martes, 5 de septiembre de 2017

Nuestra Asociación de Pensionistas y Jubilados se aproxima ya a sus treinta años

Tenemos en La Puebla de los Infantes una asociación entrañable, que tiene por nombre “Obispo Sanz y Saravia” en recuerdo de un obispo que nació aquí. Su Hogar está ubicado en un edificio multifuncional municipal en la calle Antonio Machado, y no es otra que la Asociación de Pensionistas y Jubilados, a la que le debemos dar el mérito, entre otros, de haber  sido siempre un lugar de acogimiento y de integración de personas diferentes ( edad, sexo, maneras de pensar, clase social…); en fin, de buena y sana convivencia. Posiblemente este sea un valor característico de la persona mayor en general, pero creemos que se acentúa con el presidente, D. Cristóbal Muñoz Fernández, persona de buen talante, afable y voluntariosa donde las haya. A sus impresiones, ( recorrido, proyectos de la Asociación…)  y otras opiniones suyas queremos dedicar este sencillo reportaje al tiempo que le reconocemos públicamente el servicio que presta a este gran colectivo de puebleños y puebleñas.


Pioneros de la Asociación a finales de los años ochenta (Foto: Manuel Barco)

Cristóbal, ¿cuándo nace la Asociación, para que pronto estéis celebrando los treinta años? Explícanos cómo fueron sus comienzos.
La Asociación de Pensionistas y Jubilados nace el 1 de octubre de 1988, fecha en que se gestionan los Estatutos y se aprueba el Reglamento de Régimen Interno del Hogar. Se crea para defender los intereses de pensionistas y jubilados de La Puebla de los Infantes, procurando las mejoras de sus condiciones de vida, así como el incremento de la amistad, la cultura, lo recreativo y la buena armonía entre todos. Y son sus promotores los señores siguientes: D. Pedro Morgado Santana, D. Antonio Segura Serrano, D. Pedro Jiménez Muñoz, D. Ángel Serrano Ramos, D. Laureano Agredano Serrano, D. Manuel González Rey, D. Manuel Rodríguez Agredano y D. Antonio Fernández Serrano; a los que debemos reconocerles y agradecerles públicamente esta buena iniciativa.


Cristóbal en su despacho al que le dedica muchas horas

¿Y tú cuándo te incorporas a ella?
Me incorporo en Septiembre de 2009 al retornar al pueblo, ya que me había marchado por motivos de trabajo en el año 1963 a Sevilla a trabajar en los astilleros. Me jubilé y estuve unos años jubilado allí hasta que decidí venirme al pueblo.
¿ Por qué aceptaste ser presidente de la Asociación? Me imagino que tendrías  tus motivaciones…
Primero me propusieron pertenecer a la Junta Directiva, en la que entré de secretario. Fue entonces cuando este trabajo me incentivó a mejorar el funcionamiento y la gestión de la Asociación.
¿Tenéis  Junta Directiva y personas que colaboren contigo, que tengan sus funciones en la Asociación?
Sí que la tenemos, de hecho hay que tenerla, aunque también es cierto que el Presidente es el que se tiene que encargar de gran parte del trabajo, pero siempre hay algunas personas que te echan una mano. Quisiera destacar la buena disposición y la colaboración que llevan a cabo con sus gestiones  María Navarro, Belén Muñoz , Ángeles Velasco y  Francisco Silva.
Hemos hecho referencia antes al mérito de la Asociación que apreciamos desde fuera. ¿Qué otros méritos añadirías tú?
Pues que nuestra Asociación prácticamente se autofinancia con la cuota de los socios y socias. Aunque he de aclarar que del mantenimiento del Hogar se encarga el Ayuntamiento propietario de nuestras instalaciones y de la limpieza, la Sra. repostera. Somos aproximadamente 450 socios y socias, aunque seguimos teniendo prácticamente la misma cuota que cuando se echó a andar la Asociación; es decir, 1 euro mensual para los hombres y 0,50 para las mujeres.
Otra cuestión a destacar es que el número de hombres y mujeres se viene equiparando en los últimos años pues la inscripción de las mujeres ha crecido mucho.


Viaje de la Asociación a Granada ( Foto: Ángel Villanueva)

¿Cuáles son las actividades de la Asociación que más satisfacciones te producen?
Sin duda las comidas que se dan en el año, una en primavera,en el mes de mayo aproximadamente,  y otra en Navidad. Es una alegría ver la cantidad de socios y socias que participan, muchos de ellos acompañados de familiares, y la unión que se aprecia entre todos.
También están los viajes: dos a la playa, uno a la feria de Zafra y alguno más de tipo cultural para conocer pueblos y ciudades entre varios a elegir.
A partir de septiembre se empieza a jugar al bingo dos veces al mes, con regalos que aporta la Asociación. Por lo demás, tenemos los juegos recreativos, un fondo de libros importante para lectura y sala de TV. Y el estar ubicados en una zona contigua al Teatro-Cine Municipal, hace que nuestros socios tengan una información y acceso fluido a las actividades que en él se realizan.
El Hogar por lo visto no se cierra nunca…
Es verdad, no se cierra ningún día del año por la mañana. Por las tardes solo se cierra el día de la Romería y los días de Feria.
Una persona tan unida al día a día de la Asociación soñará también con alguna mejora, con algún proyecto que algún día se haga realidad…
Es evidente que el espacio que tenemos para el Hogar es muy reducido si tenemos en cuenta la cantidad de socios y socias que formamos la Asociación aparte otras personas que nos vienen a acompañar. Yo creo que si dispusiéramos de más espacio las actividades de convivencia se podrían hacer en el Hogar así como otras actividades de cara al pueblo. Sería estupendo, por ejemplo,  que socios y socias nuestros pudieran transmitir a través de talleres y encuentros la sabiduría y la cultura popular que no puede encontrarse en los libros ni en lugar alguno a los jóvenes y niños del pueblo. De manera que muchos temas si no se transmiten acabarán perdiéndose.


Comida de convivencia de la Asociación por Navidad ( Foto: Ángel Villanueva)

¿Nos hemos dejado atrás algo importante sobre la Asociación?
Me consta que esto lo conocen muchas personas pero para los que no lo conozcan, decir que nuestra Asociación cuenta con una infraestructura para celebraciones a disposición del pueblo: tableros, borriquetes, asientos…,que se pueden solicitar con la debida antelación a través de un socio/socia.
¿Algo que le quieras hacer llegar a tus compañeros/as asociados o a los puebleños y puebleñas en general?
Estoy muy agradecido por la acogida que se me ha dado en el pueblo después de tantos años fuera de él. Esto me sirve de motivación para seguir prestando este servicio y lo que se requiera de mí de la manera más eficaz posible.
También quiero agradecerle al Ayuntamiento, a los Servicios Sociales, y otras entidades colaboradoras las atenciones que vienen teniendo con nosotros.

Gracias a Cristóbal por su colaboración en el presente reportaje, cuya entrevista ha durado más de lo previsto porque varias personas le han ido requiriendo su atención y él muy amablemente las ha ido atendiendo. Esperamos también haber colaborado en dar a conocer el hito importante que supone para una asociación cumplir pronto los treinta años sin interrupción, que bien merecería una celebración. Es nuestro deseo que los cumplan todos y todas con buena salud.

lunes, 17 de julio de 2017

Corcheros

Cada año en cualquiera de los meses estivales podemos avistar en dehesas y zonas boscosas el color ocre rojizo de los troncos del alcornoque (quercus suber), resultado de la saca del corcho, de la extracción de su corteza, actividad necesaria para el árbol en ciclos de 9 a 12 años y actividad económica al fin y al cabo pues estamos refiriéndonos a un producto resultante completamente natural con múltiples cualidades y funciones, siendo España, tras Portugal, el segundo país productor del mundo (entre el 25% y el 30%) y Andalucía la que produce el 50% de la producción nacional.                                                                                                            Podríamos referir aquí muchos otros aspectos en torno al corcho: origen de la actividad, elaboración y tratamientos, industria, países a los que se exporta…; pero nos llama más la atención que todo eso el trabajo manual y especializado de los corcheros o peladores, como los llaman en algunos lugares por la “pela del alcornoque”, que  extraen su corteza cortando con un hacha y uniendo las grietas verticales. Esto que parece tan simple no solo no lo es, sino que ha conllevado a lo largo de siglos una especialización entre los hombres del campo de los pueblos serranos, un trabajo arduo dada la fecha en que hay que realizarlo y sus dificultades, teniendo que soportar emigraciones temporales hacia otros territorios y noches al raso. En fin, se necesitan hombres avezados, con habilidad manejando el hacha, entre los que aun quedan en La Puebla de los Infantes un nutrido grupo, que en esta fecha se esparcen en cuadrillas por Sierra Morena, Sierra de Aracena, Sierra de las Nieves,  Parque de los Alcornocales… llegando algunos hasta Gerona o la isla de Córcega.                                                                                                           Para tratar sobre estos temas nos hemos reunido hoy con dos corcheros puebleños, el primero Manuel Canto Rey, ya jubilado, de la generación de maestros de los que hoy trabajan en la saca del corcho. Y con Antonio Carmona León, enseñado por Manuel, hoy en activo, que nos explicarán acerca de su experiencia en esta materia.   


Antigua cuadrilla de corcheros puebleños (Manuel Canto, el 2º por la derecha)


Hola, Manuel, estás disfrutando de tu jubilación desde hace años, pero nos consta que has sido un corchero de los punteros.¿Cómo recuerdas esta etapa de tu vida ?                                                                Este ha sido el trabajo en el que más tiempo he permanecido, pues he estado en él 40 años de mi vida. Empecé a los 16 años de novicio y me sacó Antonio Torres Llamas. Salí de corchero en la finca La Mocheta que está en la carretera de Málaga. Y ya con esa edad empecé a probar lo que suponía este trabajo de entonces, mientras duraba la saca, como era dormir bajo los alcornoques y la comida siempre igual: papas fritas por las mañanas, cocido al mediodía y gazpacho con algo de queso y fiambre para la cena.                                        

¿ Cómo funcionaba una cuadrilla de corcheros en tus tiempos? ¿Se requería una edad determinada? ¿De cuántas personas se componía aproximadamente?                                                                                   Una cuadrilla de corcheros tenía un manijero al cargo del trabajo. Éramos unas 25 personas aproximadamente entre los que estábamos 7 u 8 colleras de sacaores, los juntaores, el ranchero, ayudado a veces por algún chiquillo, los arrieros, los de las pilas de corcho…El trabajo se concentraba de 25 a 40 días entre los meses de junio y julio. Entonces no se miraba tanto la edad, como que apuntara maneras usando el hacha.                                                    ¿Cómo era la preparación y  el desarrollo de la actividad?                            Los manijeros te avisaban con tiempo y te informaban de los lugares en los que íbamos a trabajar y tú lo que tenías que tener es tus hachas bien afiladas y preparadas cuando se fuera a echar mano. Y al llegar a la dehesa preparábamos el lugar para el rancho y para dormir, rellenábamos los colchones con farfollas…en fin,  el trabajo estaba perfectamente organizado de una vez para otra: cada uno sabía lo que tenía que hacer, quién llevabas de collera                             ¿El trabajo, el tener que pernoctar durante un tiempo por las dehesas...os compensaba? ¿Se valoraba lo que hacíais?                            El trabajo de entonces en general no estaba tan reconocido como el de hoy. Un detalle en este trabajo es que no se proporcionaban ni siquiera  escaleras para subirte a la cruz del alcornoque, sino que ibas escalonando el corcho  y gateabas para subir o te ayudabas de las hachas; pero, al igual que ahora, el trabajo de la saca del corcho estaba mejor pagado que otros trabajos del campo, incluso mejor que la tala de la dehesa que era parecido, porque creo yo que se tenía en cuenta el peligro que conllevaba, la habilidad con el hacha para no herir los palos y la presión de que cada alcornoque tenía su tiempo y no te podías dormir en él.                                                                                                                                                                                                                    ¿Recuerdas alguna anécdota interesante que tengas grabada en tu memoria en tu tiempo de la saca del corcho ?                                                Recuerdo que tanto tiempo trabajando con los mismos compañeros y comiendo como quien dice en el mismo plato y ayudándonos entre nosotros, terminábamos siendo muy buenos amigos. Recuerdo también que mi cuadrilla trabajó sobre todo en fincas del pueblo y otras no tan lejanas como  Trassierra en Córdoba o La Mocheta que mencioné antes. ( Llegados a este punto, Manuel nos ofrece la magnífica foto antigua de una cuadrilla de corcheros de La Puebla en la que además de él estaban su padre y su hermano y que hemos insertado más arriba).   

Antonio (Izq.)en plena faena ayudado por un compañero novicio            


Hola Antonio, una pregunta obligada es que por qué llegaste a este trabajo. Explícanos cómo fueron tus comienzos.                               
 Recuerdo que fue mi tío Marcelino quien, siendo manijero, me animó a él. Salí de corchero a los 25 años y me sacó de novicio Manuel Canto. Recuerdo que mi primera campaña fue en la finca La Urraca de aquí del pueblo. Y a partir de entonces no he parado ningún año hasta hoy.

  Llegando la época del corcho, está claro que los manijeros se acuerdan de personas como tú ¿Qué se exige hoy para desarrollar la saca del corcho?                                                                                           Se requiere conocer bien el oficio con buen manejo del hacha, que se formen buenas colleras que saquen el trabajo adelante y bien aunque,como antes, se entremeta algún novicio. Los manijeros y encargados de las fincas no quieren que se hieran los palos o que se dejen zapatas en el pie del tronco o bigotes arriba, debiéndose dejar bien redondo el cuello.                                                                                                                                                             ¿Qué diferencias encuentras entre los tiempos de Manuel y los tuyos?      Partiendo de la base de que el alcornoque se ha sacado y se saca todos los años igual, sí es verdad que hoy llevamos escaleras manejables de aluminio. Hoy no se queda casi nadie a pernoctar en los campos por la capacidad de movimiento que se tiene con los coches. Y si te tienes que quedar alguna vez, se hace en lugares adaptados y en mejores condiciones.                                                                                                                      

Antonio trabajando en la cruz del alcornoque

 ¿Cómo valoras el trabajo en si con relación a otros trabajos agrícolas o forestales? Sus ventajas, sus inconvenientes...                                                      Este es un trabajo duro porque, como se ha dicho antes, aparte el calor y el esfuerzo físico, la habilidad con el hacha…, está la presión de que al final de la jornada hay que llenar el camión y que junto con tu collera tienes que sacar cada día un número determinado de quintales. Aunque a veces se hace llevadero, porque cuando el palo está bueno y se da bien , que abra y cruja y que tenga buen calibre, trabajas menos y te luce más. Es un trabajo bonito, a mí me gusta mucho, porque aparte tus propios beneficios del sueldo, te esmeras porque sabes que le estás produciendo un beneficio a un árbol y a la Naturaleza.                                                                                                                                                                                                                  ¿Estáis trabajando todos los años consecutivamente o tenéis que parar algún verano por los ciclos del alcornoque?                                         Todos los años se saca corcho en una finca o en otra. Sí es verdad que los años del 2012 al 2015  con la crisis y la bajada del precio del corcho se notaron en el trabajo. Por mi parte estoy trabajando en diferentes lugares de Sierra Morena, ahora estoy en el término de Las Navas de la Concepción. Y he estado en otras campañas en la Sierra de las Nieves, en Málaga, en San Roque (Cádiz)…


Miguel Zalamea y su cuadrilla trabajan en julio en la isla de Córcega


Gracias a Manuel Canto y a Antonio Carmona por su colaboración en la confección de este reportaje que nos ha servido para captar valores antropológicos, sociales, laborales y de conexión con la Naturaleza que conlleva el trabajo de los corcheros.